SOPA y PIPA  son la legislación estadounidense que, de aprobarse, darían a las corporaciones gigante de los medios la capacidad de borrar de manera efectiva cualquier sitio web que querían sin ningún motivo real. Nos encantaría que esto fuese sólo una exageración para un efecto cómico, pero no, eso es más o menos el acuerdo.

SOPA, por suerte, ha sido derrotada (o al menos aplazada). Así es como nació PIPA, que es esencialmente la misma legislación, pero con un moño en el pelo para que sepas que es una niña. Pero antes de dar un suspiro de alivio por el rechazo de la SOPA, aún hay una ley llamada ACTA a la cual hay que hacer frente a, que es (otra vez) más o menos lo mismo, excepto que es internacional.

Incluso si el ACTA es es postergado o rechazado, lo grupos a favor de estas medidas, no van a disuadir a sus equipos de grupos de presión, que seguirán luchando a favor de esta legislación.

Ley de resignación del derecho de autor de código abierto 

Los derechos de autor fueron creados con un propósito, permitir distribuir y mejorar el conocimiento de la informática. La posible ley OSCRA (por sus siglas en inglés) quiere acabar con eso. Así es como funciona: Si tú no tratas de lucrar con lo que es tu propiedad intelectual, quien sea que lo logre primero se quedará con los derechos de autor. Así que todos pueden retractarse de sus papeles de supuesta generosidad.

La Ley oficial de Registro del Léxico 

En Estados Unidos, se dan cuenta que nada contribuye a la libertad como un dominio total de la propiedad, y es por eso que tienen los derechos de autor cada vez más severos.

Debido a que más restricciones significa más libertad, LORA (por sus siglas en inglés) subastará el idioma Inglés, palabra por palabra, al mejor postor. Los titulares de derechos tendrá el control completo sobre las palabras de su propiedad, y puede acabar con cualquier sitio web usando una de sus palabras con sólo pulsar un botón grande de color rojo.

La Ley de Prevención de presunción de ideas

Cada año, las mega-corporaciones pierden más de 400.000 billones de dólares porque los individuos y las pequeñas empresas participan en la práctica anticompetitiva de competir con ellos. Estas nuevas empresas usan ideas nuevas y mejores características para robar ganancias.

Esta legislación requeriría que todas las nuevas ideas se analicen, den a conocer, y presentado a personas establecidas dentro de una corporación, quienes tendrán la opción de comprar la idea en el precio justo de mercado, y así aprovechar estas emocionantes nociones de una manera que beneficie a los mejores consumidores. O, alternativamente, sólo puede enterrar la idea y evitar que alguien más lo utilice.

La ley de Prevención de la aniquilación de la Propiedad Intelectual

Si copiar propiedad de otra persona es el equivalente de robar un coche, entonces atacar el concepto de la propiedad intelectual será obviamente un crimen también.

Fuente: Wired Magazine