Lo ha vuelto a conseguir. Python, lenguaje de programación de alto nivel y fuertemente tipado además de multiplataforma, ha vuelto a alzarse con el premio al Mejor lenguaje de programación para Linux Journal, una de las revistas más importantes dedicadas al sistema operativo y uno de las más vendidas en el sector.

Lo hace por tercera vez imponiéndose nuevamente a su máximo rival, el clásico C++, que se quedó un 6% atrás en las votaciones. Y es que pese a su juventud, la primera versión de este lenguaje de programación fue lanzada hace tan solo dos décadas (1991), la facilidad en su uso ha sido uno de los causantes de su éxito y reconocimiento ya que pone en práctica una sintaxis sencilla y limpia.

Python, que actualmente va por su versión 3.2, ha logrado asentarse e incluso dejar su impronta en el mundo de la programación de tal forma que varios lenguajes se basan en él y en su sintaxis para seguir creciendo. Una gran parte de los entendidos destacan la sencillez y la potencia como partícipes del éxito de Python.

Este lenguaje de programación ha desarrollado incluso una Fundación.La Python Software Foundation (PSF) es una organización sin fines de lucro creada el 6 de marzo de 20011 dedicada al lenguaje de programación Python. La misión de la fundación es fomentar el desarrollo de la comunidad Python. Es responsable de varios procesos dentro de la comunidad, como el desarrollo de Python, la administración de los derechos intelectuales y de obtener fondos.

Características esenciales

Python es un lenguaje de programación multiparadigma. Esto significa que más que forzar a los programadores a adoptar un estilo particular de programación, permite varios estilos: programación orientada a objetos, programación imperativa y programación funcional. Otros paradigmas están soportados mediante el uso de extensiones.

Python usa tipado dinámico y conteo de referencias para la administración de memoria.

Una característica importante de Python es la resolución dinámica de nombres; es decir, lo que enlaza un método y un nombre de variable durante la ejecución del programa (también llamado ligadura dinámica de métodos).

Otro objetivo del diseño del lenguaje es la facilidad de extensión. Se pueden escribir nuevos módulos fácilmente en C o C++. Python puede incluirse en aplicaciones que necesitan una interfaz programable.

Aunque la programación en Python podría considerarse en algunas situaciones hostiles a la programación funcional tradicional del Lisp, existen bastantes analogías entre Python y los lenguajes minimalistas de la familia Lisp como puede ser Scheme.

Fuente: Bitelia y LinuxJournal