La NASA ha dado a conocer el nuevo atlas y un catálogo del cielo infrarrojo con más de mil quinientos millones de estrellas, galaxias y otros objetos capturados por la misión (WISE) , Wide-field Infrared Survey Explorer.

“Hoy en día WISE ofrece el fruto de 14 años de esfuerzo para la comunidad astronómica”, dijo Edward L. Wright, profesor de UCLA de física y astronomía y principal investigador, que comenzó a trabajar en la misión en 1998.

WISE, un satélite lanzado al espacio el 14 de diciembre de 2009, y que ha mapeado el cielo desde el 2010, recogió 15 billones de bytes de datos y más de 2,7 millones de imágenes tomadas en cuatro longitudes de onda infrarrojas de luz, invisibles para el ojo humano.

La esperanza es que esta colección de imágenes y catálogo de objetos estimulará nuevos descubrimientos. Los datos preliminares de WISE ya han dado con algunos descubrimientos sorprendentes. Por ejemplo, el primer “asteroide troyano” – es decir, un asteroide que tiene la misma trayectoria orbital alrededor del Sol que la Tierra – se encontró con la información de  WISE. Una nueva clase de estrellas conocidas como “Y-dwarfs”, que son las estrellas más oscuras y más frías que se hayan visto, también fueron descubiertas utilizando los datos de WISE. La información de WISE también se utilizó para un estudio de los asteroides cercanos a la Tierra, y ya se ha rastreado más del 90% de las rocas espaciales cercanas a nuestro planeta.

Más descubrimientos se esperan ahora que que las imágenes de WISE y sus datos han sido liberadas para todos los astrónomos. En la actualidad, los datos están disponibles sólo para ser accedidos en línea y para descargar en pedazos, pero la NASA tiene la intención de hacer que la base de datos completa esté disponible en formato comprimido para descargar en un futuro muycercano. El catálogo completo sin comprimir pesa 321 GB.

Para que los datos sean más fáciles de usar, la NASA ha publicado videos tutoriales en línea. La NASA también está proporcionando interfaces de programación de aplicaciones para hacer más fácil a los programadores desarrollar aplicaciones que puedan consultar y descargar los datos de WISE.

Más información en: Next Big Future