Si alguna vez te has preguntado por qué algunas personas apenas sienten una gripe, mientras que otros mueren por el mismo virus, tienes la misma duda que ha intrigado a los científicos durante décadas. Un nuevo estudio sugiere que una proteína mutante que se encuentra en algunos seres humanos es responsable de la diferencia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha descubierto que una proteína llamada “IFITM3”, que impide que muchos virus de gripe invadan las células, se encuentra mutada en algunos seres humanos. Cuando la proteína se deforma, muchos virus de gripe se diseminan más rápidamente a través del cuerpo, penetrando más profundamente en los pulmones y se replican 10 veces más rápido. Como consecuencia, los efectos pueden causar que se contraiga una neumonía, la causa más común de muerte en casos severos de gripe.

Paul Kellam del Instituto Sanger, en Cambridge, Reino Unido, y sus colegas crearon ratones con una mutación que les impidía hacer la proteína IFITM3 (esta proteína la hacen normalmente las células en respuesta al interferón, una sustancia química inmunológica de señalización que activa las defensas antivirales).

Las cepas de la gripe que normalmente no enferman mucho a los ratones, incluyendo el virus pandémico del 2009 – dejaron a los ratones sin producción de IFITM3 – a punto de morir. Esto se debe a que el virus penetra más profundamente en el cuerpo, e induce una neumonía severa, al igual que los casos graves de gripe pandémica.

El estudio, que se publica en la revista Nature, muestra que los pacientes ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos en el Reino Unido debido a la gripe estacional, tenían 17 veces más probabilidad de tener mutada la proteína “IFITM3”.

Los investigadores sugieren que podría ser posible crear un fármaco que imite la proteína IFITM3 para ayudar a combatir los virus de la gripe en la personas más vulnerables.

Más información: Journal Nature.