La Enciclopedia Británica, enciclopedia que corresponde a la más antigua del mundo, en inglés, ha anunciado de forma oficial el cierre de su edición impresa, después de 244 años desde su lanzamiento. Sin embargo, esta enciclopedia quedará disponible en su versión en línea y también software.

La muerte de lo que se podría considerar la fuente de referencias más importante de la era moderna, se puede atribuir a otra fuente de aprendizaje moderno, Wikipedia. Si bien el sitio puede contener artículos escritos por cualquiera, y no necesariamente candidatos al premio Nobel, ni historiadores ni nada por el estilo… es por lo general, un buen recurso. Además, una de las mayores desventajas de la Enciclopedia Británica frente a Wikipedia, e Internet en general, está referido al precio, ya que en este momento el acceso a la información en la web es sin costo, por lo que ya no tiene sentido pagar grandes cifras de dinero por una fuente como esta Enciclopedia.

En cuanto al tema de la confiabilidad, dado que Wikipedia es de libre acceso para editar artículos, uno esperaría que podría contener una gran cantidad de errores, pero según indicó un estudio realizado el 2005, Wikipedia es tan confiable como la Enciclopedia Británica, donde ésta última alcanzó un promedio de 3 errores por artículo, mientras que Wikipedia logró un promedio de 4 errores por artículo.

Cabe notar que el precio de los 32 tomos de la Enciclopedia Británica, en su última edición, estaba alrededor de los 1400 dólares, incluyendo unos 65 mil artículos, lo que representa un elevado costo para ciertos usuarios que están habituados al acceso gratuito a la información, principalmente en Wikipedia. Así, la atención se concentrará en la versión web, la cual pide alrededor de unos 70 dólares al año y cuenta actualmente con unos 500 mil suscriptores.

De esta manera, el equipo de esta Enciclopedia al informar de estos acontecimientos, indicó: “Este es sólo otro punto histórico en la evolución del humano. Algo es seguro, la enciclopedia vivirá, en emocionantes, grandes y numerosas formas digitales”.

 

Vía Extreme Tech