La batalla legal comenzó hace bastantes semanas, donde los fallos a favor de quienes descargan el contenido protegido por los derechos de autor, han sido escasos. Afortunadamente para los acusados, el juez encargado bloqueó la demanda.

En California querían enjuiciar a los usuarios que descargaran el tan temible material protegido por los derechos de autor, es decir, contenido ilegal, sin embargo, un juez de la misma localidad les negó la petición y falló a favor de los usuarios de las descargas que se hacen vía BitTorrent en los Estados Unidos.

Cabe destacar que este caso se dio luego de que una productora del mismo país solicitara a los tribunales la lista de los socios o abonados, paso que fue posterior a una búsqueda propia con el rastreo de la IP de quienes hacían las descargas de este contenido ilegal. Pero hasta ahí no más llegaron, pues en un acto muy lógico por lo demás, el juez señaló que la IP no necesariamente los llevaría al verdadero infractor, ya que este dato sólo los llevaría al computador desde dónde se adquirió pero no a la persona, por lo que sería una información insuficiente como para declarar culpable a alguien.

Precisamente, las palabras del juez fueron las siguientes:“El Tribunal se da cuenta de que la decisión puede frustar a los demandantes y otros titulares de los derechos de autor, pero por desgracia, parece que la tecnología que permite la infracción de copyright, ha superado a la tecnología que lo evita”, indicó el juez Howard R. Lloyd.

Más información en RT