Un pionero estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México ha elaborado un preparado apícola compuesto por miel, jalea real, polen, propóleos y larvas de abejas para ayudar a las mujeres con menopausia a mitigar los efectos que produce en el metabolismo la falta de menstruación.

Un estudio experimental llevado a cabo durante 7 años por científicos dela Facultad de Medicina dela Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha elaborado un preparado apícola que podría ayudar a muchas mujeres a sobrellevar mejor los efectos que produce la menopausia en el metabolismo.

Y es que ésta, que aparece por lo general a partir de los 40 y se recrudece entre los 48 y 52 años, influye sobremanera en el día a día de muchas mujeres. La falta de menstruación provoca que los niveles de estrógenos disminuyan y se produzca una ausencia de folículos en el ovario.

Los efectos pueden ir desde enrojecimiento de la cara y el cuello, hasta olas de calor, sudores, fatiga, cansancio o estados ocasionales de tristeza. Pero ahí no acaba la cosa. La mujer pierde elasticidad, aparecen más arrugas y grietas provocadas por el aumento de la sequedad de la piel, proliferan dolores lumbares o articulares y aumentan el riesgo de sufrir roturas debido a la aparición de osteoporosis en los huesos ya que la falta de calcio hace que aumenten su vulnerabilidad.

Tras aplicarles el nuevo método, las ratas se volvían más activas. Foto joluditumblr

Tras aplicarles el nuevo método, las ratas se volvían más activas. Foto joluditumblr

Ensayado en ratas sedentarias y con sobrepeso

Este experimento, ensayado por la académica Patricia Vergara Aragón, ha sido aplicado en ratas de ocho a doce meses de edad, sedentarias y con sobrepeso. “Cada vez se volvían más activas, su libido aumentó y el nivel de hormonas en sangre se incrementó con respecto a los previos al consumo”, señaló Vergara.

Este preparado es una alternativa natural de reemplazo hormonal que mezcla miel, jalea real, polen, propóleos y larvas de abejas (reinas o zánganos) y que podría ayudar a muchas mujeres ya que se ha comprobado que del 25 al 30% de éstas padecen síntomas depresivos, el 40% padecen insomnio y el 40% llegan a padecer alteraciones cognitivas.

En dicho experimento trabaja también Sarahí Meléndez Rosales de padres apicultores y conoce bien dicho campo. “Ellos pretendían comercializarla, incluso exportarla si era posible, aunque su propuesta era tener un producto para reducir el peso corporal; me preguntaron qué podían hacer, pues les pedían experimentos en animales o personas. Les ofrecí ayuda y pocos días después la familia me visitó en las instalaciones de la UNAM”, ha comentado.

Tras hacerse con el reporte químico y un resumen bibliográfico, decidió probar los efectos en un modelo de menopausia inducida en ratas, “empleamos hembras de la cepa Wistar, de ocho meses de edad; les aplicamos pruebas de locomoción, memoria de corto y largo plazo (MCP y MLP)”, ha detallado Meléndez, con lo que le sirvió para determinar los perfiles hormonales antes y después de la menopausia inducida, que consiste en extirpar quirúrgicamente los ovarios.

Fuente: Notimex