La compañía emitió un comunicado en donde solidariza con los afectados y explica las diversas herramientas con las que cuenta para combatir este tipo de ilícitos.

Blizzard informó de un aumento en las denuncias de sustracción de cuentas y datos de usuarios del esperado juego Diablo III, por lo que trabajan para asegurar que este tipo de incidentes sea cada vez menos frecuente.

La salida al mercado de Diablo III, título esperado ansiosamente por los seguidores de la zaga, hizo que los servidores presentaran algunas fallas, dado el incremento de jugadores en el modo online, lo cual fue solucionándose con el correr de los días.

En cuanto al robo de cuentas, Blizzard apuntó que “históricamente el lanzamiento de un nuevo juego, como por ejemplo World of Warcraft, genera un aumento de las denuncias de cuentas individuales comprometidas, exactamente lo mismo que estamos viendo ahora con Diablo III”.

Esta situación fue detectada por distintas empresas de seguridad, las cuales alertaron de un incremento de las ciberestafas enfocadas a usuarios de Diablo III.

Frente a esta situación, Blizzard no dudó en solidarizar con los afectados, indicando que “sabemos lo frustrante que puede ser verse víctima del robo de cuentas y, como siempre, estamos volcados en hacer todo lo posible para ayudar a nuestros jugadores a mantener sus cuentas de Battle.net seguras”.

La compañía facilitó enlaces en los que los usuarios pueden comprobar mecanismos y rutinas para mejorar la seguridad de sus cuentas. Además, explicó algunos de los mecanismos de seguridad que utiliza para proteger el acceso a las cuentas de los usuarios.

La compañía dispone de distintas herramientas, como Battle.net Mobile Authenticator, el que se suma a un sistema que detecta un uso de las cuentas fuera de lo normal, como el acceso desde un punto no habitual, tras lo cual solicita información específica a los usuarios para validar su identidad.