El adaptador de Apple puede ser muy útil, pero hay veces en que simplemente éste falla, por lo que aquí entregamos una guía para que sepas qué hacer en caso de que tengas un inconveniente al abastecer tu Mac con energía.
Hay muchas veces en que el ya clásico adaptador MagSafe de Apple, para dispositivos MacBook, MacBook Pro y Macbook Air, resulta bastante útil ya que ayuda a prevenir la caída del portátil por su contacto magnético con el MacBook. Es decir, si en algún momento alguien pasara a llevar el cable alimentador, no habría problema ya que, al ser de contacto magnético y no a presión, el conector simplemente se desconecta, evitando así la caída del Mac o de la persona que pasó a llevar el cable.

Por la misma característica también puedes tener problemas, ya que si tu batería no funciona correctamente o está inhabilitada, una desconexión puede ser lamentable ya que se apaga el ordenador y pierdes el avance de trabajos, descargas y otras cosas que puedas estar realizando. Pero ese no es un gran problema que no pueda ser solucionado con un poco más de precaución.

Sin embargo, existen otros problemas que son más relevantes, como que simplemente dejen de funcionar, a pesar de estar conectados a la red eléctrica del lugar y al computador.

¿Por qué mi adaptador a veces no funciona?

Para estos efectos es necesario saber que, por naturaleza, los cargadores magSafe suelen presentar temperaturas elevadas. Esto muchas veces lleva a que el alimentador de energía deje de funcionar y, por ende, deje de abastecer a tu ordenador. Para estos casos sólo hay que desconectar el cargador de la corriente eléctrica y dejarlo sin actividad durante unos momentos, para que recupere una temperatura óptima y pueda ejercer sus funciones nuevamente, ya que posee un sensor de calor que lo inhabilita en caso de temperaturas extremas.

Además, también podría dejar de funcionar si la toma de corriente presenta muchos cambios de voltaje, lo que provoca que el adaptador se apague ya que cuenta con un sensor para estos efectos similar al de calor. Esto lo hace para evitar daños en el circuito propio y en el Mac.

Cuando estas situaciones ocurren lo mejor es desconectar el adaptador y dejarlo en un lugar fresco por cerca de diez minutos. Sin embargo, cuando tomamos energía de una línea de mala calidad, no hay mucho que hacer, ya que el enchufe probablemente seguirá funcionando de manera deficiente. Lo mejor en ese caso es cambiarse de toma de corriente o simplemente trabajar en un lugar distinto y mantener la batería cargada.

Cableado y conectores

Otra cosa que puede ocurrir es que los cables estén cortados o que los conectores no se encuentren en buenas condiciones. Para este último caso es necesario revisar el enchufe y el conector del ordenador, ya que el magnetismo puede atraer pequeñas piezas de metal que impidan contacto y conexión adecuadas para el funcionamiento, y si es así, sólo basta con remover los objetos indeseados.

Para solucionar el problema de cableado se puede utilizar la extensión que viene con el adaptador o quitarlo y utilizarlo directamente conectado al enchufe.

Reiniciar el SMC

Por último, si el indicador de luz del magSafe tiene un comportamiento extraño –por ejemplo, si parpadea o su color es distinto al verde, que indica conectado sin cargar, o ámbar, que indica conectado y cargando- será necesario que reinicies el Controlador de Gestión de Sistema (SMC por sus siglas en inglés).

Para hacer esto en equipos portátiles Mac con batería extraíble, debes apagar el computador, desconectar el adaptador MagSafe y quitar la batería. Luego, con la batería fuera y ninguna conexión a la energía debes presionar el botón de encendido del ordenador durante 5 segundos. Después de hecho esto debes conectar el adaptador y colocar nuevamente la batería para luego encender el Mac.

Mientras que para dispositivos portátiles sin batería extraíble debes apagar el ordenador y verificar que se encuentre conectado a la energía eléctrica. Luego, con el computador apagado se debe presionar las teclas Mayús-Control-Opción del sector izquierdo del teclado y el botón de encendido al mismo tiempo, para luego soltar todas las teclas también al mismo tiempo. Después de esto debes encender el ordenador.

Cómo calibrar la batería

Por otra parte, si nada sirve y la conexión de energía sigue siendo un problema, puedes calibrar la batería. En este proceso –que Apple recomienda que realices al menos una vez al mes- debes cargar la batería completamente y dejar el ordenador en esa situación por cerca de dos horas. Luego hay que desconectar el adaptador con el computador encendido para que se descargue por completo y entre en reposo. Cuando esto ocurra debes dejarlo desconectado por al menos 5 horas, para luego conectarlo nuevamente para cargarlo otra vez por completo.

Si nada de esto funciona, lo mejor que puedes hacer es llevarlo al servicio técnico o cambiar la batería y el adaptador.

Si tienes dudas sobre alguno de los procedimientos descritos revisa el sitio de soporte de Apple en español:Cómo restablecer el Controlador de Gestión de Sistema (SMC) y Cómo calibrar la batería de un Mac