El conocimiento sobre el universo llega cada vez más lejos, literalmente hablando, ya que recientemente fue descubierta la galaxia más lejana que de la que se tiene registro hasta hoy, llamada SXDF-NB1006-2 y ubicada a 12.910 millones de años luz de nuestro planeta.

Utilizando telescopios de Subaru y Keck, un grupo de astrónomos janponeses logró identificar y registrar la galaxia más distante de la Tierra de la que se tiene conocimiento hasta hora, denominada SXDF-NB1006-2, que con sus 12.910 millones de años luz de nuestro planeta supera ligeramente a la que tenía anteriormente la clasificación de más lejana, GN-108036 a 12.900 millones de años luz, descubierta el año pasado.

Los científicos autores del descubrimiento creen que la galaxia se formó entre 200 y 500 millones de años después de ocurrido el Big Bang, un periodo conocido como re ionización, donde se formaron las primeras estrellas y galaxias que con su radiación lograron el proceso re ionizador del universo.

Observando galaxias de débil señal –que son medidas con un índice llamado redshift, que es la diferencia de la longitud de onda de la luz emitida por un objeto que se aleja, y que determina la distancia de galaxias muy lejanas- los científicos lograron identificar a SXDF-NB1006-2, que tiene un indicador redshift de 7,3.

Este tipo de investigaciones pueden ser utilizadas para estudiar las primeras generaciones de estrellas del universo y para entender sus periodos más oscuros y desconocidos.

Se estima que durante la próxima década se puedan estudiar galaxias aún más lejanas, cuando el Telescopio de Treinta Metros – TMT por sus siglas en inglés- esté completamente operativo, llegando a ser capaz de detectar señales débiles de galaxias con un indicador redshift de hasta 14.