Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el año pasado se realizaron inversiones en este rubro que llegaron a los 257 mil millones de dólares, en donde destacaron los avances centrados en la energía solar y eólica.

Por su parte China, que en los últimos tres años la liderado las inversiones en energía renovable, enfrenta ahora la competencia de una gran cantidad de países, en especial de EEUU.

La inversión china aumentó un 17%, llegando a los 52 mil millones, seguido de EEUU, con 51 mil millones, lo que representa un incremento del 57 por ciento.

Reino Unido, España e Italia también tuvo auges de la inversión, con tasas de crecimiento respectivas de 59, 45 y 43 por ciento, aunque los totales siguen siendo relativamente pequeñas.

El cambio más extremo se produjo en la India, cuyo 62% de aumento se tradujo en 12 mil millones de dólares, lo que representa “la expansión más rápida de la inversión de cualquier mercado de energías renovables en el mundo”, apuntó Naciones Unidas.

A pesar de estas buenas noticias, el informe también muestra puntos negativos, ya que si bien los 257 mil millones es un nuevo récord para las inversiones mundiales en energías renovables, el aumento del 17% es bastante menor del registrado en 2010, el cual llegó a 37%.

Las inversiones disminuyeron en algunos países como Alemania (12%) y gran parte de Oriente Medio y África (18%). “La incertidumbre política creada por la Primavera Árabe retrasó algunos proyectos”, señaló Naciones Unidas.

Las medidas de austeridad y la caída de precios llevado a algunos gobiernos a recortar los subsidios y exenciones fiscales para las energías renovables, ayudando a desencadenar una serie de fracasos de la empresa y el cierre de fábricas, entre ellas cinco grandes empresas de energía solar en los EE.UU. y Alemania.

Uno de los colapsos más sonados fue el de Solyndra, con sede en California, que había recibido 535 millones en ayuda federal, pero aún así sucumbido a la reducción de precio ante la producción de paneles solares provenientes de China.

Más detalles en: Phys