Tras varios días de especulaciones y rumores, el anuncio de Microsoft acaba de ser presentado en una conferencia de prensa en Los Ángeles: una tableta llamada Surface.

Se sospechaba que la compañía podría estar trabajando en su propio tablet, y el CEO de Microsoft Steve Ballmer reveló el nuevo dispositivo en un evento este lunes.

El equipo de Microsoft mostró dos versiones de Surface, una con Windows RT y el otro con el sistema aún no lanzado Windows 8 Pro. Ambos contarán con una pantalla rectangular de 10,6 pulgadas, un soporte incorporado, y, sobre todo, una cubierta que se adhiere magnéticamente de 3 mm de espesor, y que también sirve como un sistema multi-táctil de teclado.

La versión RT incluye una entrada USB 2.0, es de 9,3 mm de espesor, y pesa poco menos de 700 gramos. La versión Pro es ligeramente más gruesa y pesada, con una entrada USB 3.0, y está destinado a funcionar como un PC completo, de esta manera compitiendo más contra UltraBooks y el MacBook Air de Apple, que los tablets.

Microsoft no proporcionó el precio específico o información acerca de la fecha de lanzamiento, limitándose a comentar que el precio del “Surface” RT será comparable con el de tabletas rivales, y el precio para el Pro será comparable con UltraBooks rivales. La versión RT se dará a conocer al mismo tiempo que Windows 8, con el Pro llegando unos tres meses más tarde.

“Creemos que cualquier intersección entre el hombre y la máquina se puede hacer mejor cuando todos los aspectos de la experiencia – hardware y software – se consideran y trabajan juntos”, dijo Ballmer en el evento. “Hoy queremos añadir otro poco de emoción” a la historia de Windows 8.

Microsoft, cuyo Windows es el sistema operativo dominante para PC, ha dicho también que los tablets con Windows 8 serán lanzados a tiempo para la temporada de compras navideñas. Además, se dijo que el tablet Surface usa chips basados en Intel para alcanzar el nivel de funcionalidad que ofrecen los computadores portátiles.