Según un reporte del New Yoork Times, la nueva tablet de Microsoft es el último intento de la industria de hardware de PC por tratar de poner entredicho la supremacía de los de Cupertino y su iPad.

Esto, ya que varias jugadas realizadas tanto por Apple como por Microsoft ayudaron a los primeros a desplazar a las empresas relacionadas con el desarrollo de hardware tradicional.

El primero de ellos es el control de materias primas claves por parte de Apple, ya que la empresa logró acaparar el mercado del aluminio de alta calidad, clave para la construcción de sus dispositivos.

A esto se sumó las deficiencias del modelo de negocios llevado adelante por Microsoft e Intel, el llamado Wintel, los que absorbieron gran parte de las ganacias del sector, dejando a los demás fabricantes de computadores con recursos limitados para innovar.

Junto con ello es que los fabricantes de dispositivos perdido la fe en Microsoft, ya que a pesar de exigir altas sumas por concesión de licencias, los de Redmond no entregan la capacidad necesaria para ser competitivos.

Así, para muchos expertos el anuncio de Surface tiene un mensaje dirigido a los fabricantes de hardware, en donde Microsoft les dice “estamos haciendo una tablet, porque creemos que podemos hacerlo mejor que ustedes”.

Más detalles en: New York Times