Steven Guggenheimer anunció en Computex que Microsoft está a punto de duplicar las ventas de su sistema operativo a sólo meses de la aparición del esperado Windows 8.

Por su parte, el CEO Steve Ballmer expresó en mayo pasado que la compañía espera que se vendan 350 millones de dispositivos basados en Windows 7 sólo en 2012.

En abril de 2011, Microsoft anunció que había vendido 350 millones de licencias en los primeros 18 meses de disponibilidad del sistema operativo, por lo que Ballmer se mostrpo confiado en duplicar las cifras antes de fin de año.

En tanto, la compañía ya se prepara para el lanzamiento de Windows 8, luego que días atrás liberara su versión Release Preview.

Sin embargo, los analistas expresaron que la salida al mercado del último sistema operativo de Microsoft no afectará en el corto plazo el impacto que ha tenido Windows 7.

Más detalles en: CNET News