En un nuevo e interesante capítulo de la novela “guerra de patentes”, las autoridades de EEUU rechazaron la petición de los de Cupertino de impedir la llegada de los smartphones HTC al mercado por infracción a la ley de propiedad intelectual y patentes por parte de la taiwanesa.

La Comisión de Comercio Internacional (ITC) indicó que dará curso a una investigación para indagar en las acusaciones hechas por Apple de que su rival infringe una patente de su propiedad en EEUU, pero que por el momento no emitirá ninguna orden de prohibición inmediata de venta.

Esto, a pesar de señalar en 2011 que algunos dispositivos HTC infringían una patente de Apple relacionada con la tecnología que permite hacer click en números de teléfono u otros datos en un documento de email o de otro tipo a la hora de marcar.

La ITC emitió una orden que impedía que dispositivos que infringían dicha patente de Apple pudieran ingresar al mercado estadounidense, lo que hizo que los flamantes HTC One y HTC Evo 4G LTE se vieran involucrados en el dictamen.

Sin embargo, en junio pasado HTC informó de una serie de cambios en sus nuevos modelos para así no infringir la norma de la ITC, lo cual no fue aceptado por Apple, la cual acusó a su rival de violar la orden de exclusión existente, lo que incluso la llevó a pedir que los dispositivos de la taiwanesa fueran confiscados en la frontera de EEUU.