Un equipo de astrofísicos de la Universidad de Toronto encontraron la primera galaxia de este tipo en el universo primitivo, la cual tiene 11.000 millones de años y fue bautizada como BX442.

Esta galaxia espiral fue descubierta mientras los científicos fotografiaban 300 galaxias lejanas mediante el telescopio Hubble.

Según explicó el autor principal del estudio, David Law, las imágenes permiten apreciar claramente su movimiento giratorio y sus brazos luminosos, en los que se forman nuevas estrellas.

“El hecho de que esta galaxia exista es asombroso. Lo que sabíamos hasta ahora nos hacía pensar que esas grandes galaxias espirales simplemente no podían existir en una época tan antigua en la historia del universo”, afirmó.

El científico además apuntó que cuentan con suficientes pruebas para señalar que en su centro se encuentra un agujero negro que tuvo vital importancia en su formación.

Law explicó que el universo primitivo “fue la época en la que probablemente se formaron la mayoría de las estrellas que podemos ver hoy día. Las galaxias colisionaban entre sí con mucha más frecuencia”.

En tanto, Alice Shapley reconoció que el hallazgo de BX442 los sorprendió, ya que “a medida que nos remontamos en el tiempo hacia el Big Bang, la mayoría de las galaxias antiguas parecen accidentes de tren. Nuestro primer pensamiento fue ¿por qué esta es diferente y tan bonita?”.