Investigadores de la Universidad de Stanford consiguieron imágenes detalladas de cómo varía el ADN de las células de la esperma masculina, para así poder ayudar a los hombres con trastornos reproductivos.

Cuando los padres transmiten el material genético a sus hijos, la información codificada en sus genomas se altera para aumentar la diversidad genética, y crear características únicas, un proceso que permite la selección natural y la evolución.

Sin embargo, hasta el momento, los científicos han contado con muy poca información sobre cómo varían los genes de un individuo en particular, por lo que “en el nuevo estudio hemos podido caracterizar cómo se mezclan la herencia paterna y materna para crear descendencia potencial”.

El autor del documento, Jianbin Wang, del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de Stanford, y su grupo de colaboradores decifró el genoma de 91 células de esperma de un individuo, logrando un mapa del ADN e imágenes de las mutaciones que se producían dentro de cada célula para aumentar la diversidad genética.

Para los investigadores, este descubrimiento permitirá mejorar los tratamientos relacionados con los trastornos de la reproducción, así como la caracterización de las diferencias de las células cancerosas.