Expertos de FireEye Intelligence Lab anunciaron el cierre de Grum, botnet responsable de casi un quinto del correo electrónico no deseado del orbe, tras una operación que llevó a desconectar servidores ubicados en Rusia, Panamá y Holanda.

“Me complace anunciar que, después de tres días de esfuerzo, la red de bots Grum ha sido finalmente derribada. Todos los comandos de control conocidos (CNC) y servidores están muertos, dejando a sus zombies huérfanos”, escribió el investigador Atif Mushtaq.

Grum fue considerado, según su tamaño y escala, el tercer botnet del mundo, luego que los spammers más grandes, como el famoso botnet Rustock, fueran cerrados uno por uno.

El cierre vino a través de una variedad de medidas, incluyendo la presión sobre los ISP, entre otros, por lo que Mushtaq recalcó que “no hay ya ningún refugio seguro”.

“La mayoría de las redes de bots de spam que se utilizan para mantener a sus CNCs en los EE.UU. y Europa se han trasladado a países como Panamá, Rusia y Ucrania, pensando que nadie los puede tocar en estas zonas de confort”, concluyó.

“Hemos demostrado que están equivocados en esta ocasión. Sigue soñando con una bandeja de entrada libre de basura”, sentenció.

Más detalles en: TechRadar