“Cambiar de colores según la ocasión” ya no sólo será la gran virtud y característica del Camaleón, pues su tan sorprendente capacidad de defensa mediante el camuflaje fue replicada en un nuevo robot que tomará los colores de su entorno.

El reino animal está lleno de secretos útiles para la sobrevivencia humana en múltiples sentido y es por eso que un grupo de investigadores de Harvard decidió replicar en un robot, el método de defensa de los Camaleones, quienes aprovechan este sistema para evitar ciertos peligros al camuflarse con los colores que lo rodean y lograr pasar desapercibido.

En el caso del robot camaleónico, este lo que hace es utilizar tinta para alcanzar una tonalidad del entorno. Para ello el color, inyectado desde el exterior – en el futuro la idea es que estos se agreguen internamente-, pasa por pequeños canales de la máquina de inteligencia artifical y así el robot va cambiando de apariencia. Y no sólo eso, pues también gracias a la fluorescencia el robot podrá brillar en la oscuridad.

Ahora, la pregunta obvia y consecuente tiene que ver con el para qué sirve este robot camaleónico. Al respecto, el científico Stephen Morin y hombre encargado del colorido proyecto, indicó que “ la idea es tener un sistema que pueda imitar el movimiento muscular y una sistema de transporte de fuidos. Combinando estos, se puede fabricar un aparato para adaptarse a problemas quirúrgicos específicos”, por ejemplo.

Por otro lado, el bajo costo que tendría el mismo robot en comparación con otros más convencionales, permitiría que se invirtiera en otros tipos de uso, como es el caso del salvataje, ya que gracias a su posibilidad de brillar en la oscuridad, podría ser muy útil y necesario para el rescate de personas en lugares como poca visibilidad.

Así, este avance que encontró inspiración en el Camaleón, podría ser realmente significante en el futuro de la medicina y el rescate de vidas, sobre todo porque el robot presentado oficialmente en la publicación de la American Association for the Advancement of Sciencie, es liviano, flexible y, lo más destacado, de bajo costo.

Más información en BBC