Los temidos centros de tratamiento de adicción al internet en China serán un poco menos sombrío para los reclusos después de que se reveló que los instructores que se encuentre utilizando la violencia física serán despojados.

China fue uno de los primeros países del mundo en reconocer la aflicción peculiarmente moderna como una enfermedad psicológica.

Un informe respaldado por el gobierno en 2008, dijo que las personas que pasan más de seis horas de juego en un solo día y luego experimentar fuertes sentimientos negativos cuando se mantienen lejos de un computador, sufren Trastorno de Adicción al Internet.

Como era de esperar, los campamentos de entrenamiento surgieron por toda la República Popular prometiendo apartar los jóvenes afectados, pero un año más tarde, el gobierno central se vio obligado a prohibir la violencia física como tratamiento.

Esta situación no era reconocida o combatida al interior de dichos centros, pero el foco cayó sobre ellos tras la muerte de un menor de 15 años y otro hospitalizado en 2009, como resultado de las severas golpizas “terapéutica”. Los profesores responsables de la muerte del niño fueron condenados a hasta 10 años de prisión.

La industria ha ido madurando y se ha ido regulando cada vez más en los últimos años, por ejemplo la terapia de electroshock fue prohibida en 2009, y en 2010 China comenzó a tener instructores psicólogos certificados para adolescentes adictos. Hay más de 1.500 instructores certificados en todo el país, pero todavía hay motivo de preocupación.

Sin embargo, Zhao Jing, director del centro nacional responsable de la formación de instructores, afirmó afirmado que las licencias serán revocadas por cualquiera que recurra a la violencia para “curar” a sus pacientes.

Más detalles en: The Insider