Según una investigación desarrollada por la Universidad Politécnica de Hong Kong, se estima que la temperatura en las zonas interiores urbanas aumente 2 a 3 grados Celsius en los próximos 30 años.

En el estudio fue realizado mediante técnicas de teledetección e imágenes satelitales que permitieron trazar la distribución de las temperaturas, tanto durante el día y la noche, a intervalos decenales hasta 2039, teniendo en cuenta el cambio de temperatura debido al efecto invernadero inducido por el calentamiento globa,l, así como el impacto de la urbanización. Esta última es conocida como el efecto de isla urbana de calor urbana (UHI).

La profesora Janet Nichol dijo que el efecto UHI hace que una zona urbana sea mucho más caliente que su entorno rural, con un mayor rango de diferencia durante la noche y el invierno.

Hay varias causas que generan el UHI que incluyen edificios de gran altura que bloquean la radiación térmica en la noche, materiales con propiedades térmicas como el asfalto y el hormigón y la falta de vegetación en las zonas urbanas. Con su área urbana densamente poblada, Hong Kong ofrece un ejemplo típico del efecto UHI.

Si bien las proyecciones de temperatura para la ciudad llevada a cabo por el Observatorio de Hong Kong han reflejado el cambio de temperatura debido a la esperada de efecto invernadero inducido por el calentamiento, no han podido hacer frente a los efectos directos de desarrollo urbano.

En contraste, la investigación de la Universidad Politécnica ha examinado los cambios de temperatura debido a tanto el calentamiento global y los efectos de la urbanización de forma independiente.

“La urbanización es un factor adicional en la causa de aumento de la temperatura, y si las tendencias actuales continúan, las temperaturas podrían aumentar mucho más rápido en el futuro”, dijo la profesora Nichol.

Sin considerar la urbanización, la temperatura media anual en Hong Kong aumentará en 3,0 a 6,0 grados Celsius para el 2100 -según un estudio del Observatorio de Hong Kong en 2007-. Sin embargo, la temperatura media está prevista que aumente en 3,7 a 6,8 grados Celsius en el mismo período con una tasa de urbanización constante.

Más detalles en: Universidad Politécnica de Hong Kong