Una serie de investigaciones han dado como resultado que los tumores cancerígenos contienen una cantidad de células madres o germinales que ayudan a seguir alimentando el cáncer.

En vista de esta situación, los científicos debéran encontrar la forma de erradicar este tipo de células y a su vez evitar la expansión del mal.

Se sabe que células madre en tejidos saludables tienen la capacidad de producir cualquier tipo de célula. Pero estas investigaciones apuntan a una clase diferente, las células germinales cancerosas.

En la última década, los estudios han hallado evidencia de dichas células en tumores como cánceres de mama y de colon, pero esta investigación ha dependido en gran medida de trasplantar células cancerosas a ratas que no tienen sistema inmunológico.

Ahora, tres estudios reportados presentan evidencias de células germinales cancerosas dentro de los tumores originales, pero el hecho que las investigaciones se hallan realizado en base al uso de ratas como modelos abre interrogantes.

Sin embargo, el investigador Luis Parada, del Centro Médico de la Universidad Texas Southwestern en Dallas, cree que para el tipo de tumor cerebral que estudió su grupo, “hemos identificado al verdadero enemigo”.

Si sus conclusiones son válidas para otras variantes de cáncer, dijo que aunque la quimioterapia reduce drásticamente un tumor pero no afecta su suministro de células germinales cancerosas, “se logran escasos progresos”.

Más detalles en: Nature