La empresa japonesa abandonará el mercado de discos ópticos como parte de una reestructuración con miras a dejar atrás las pérdidas tras el pésimo año fiscal 2011.

Sony Optiarc, una subsidiaria de propiedad total de Sony que produce unidades de CD y DVD que se usan en los computadores personales, dejará de operar en marzo.

La mayoría de los 400 o más empleados en el país y en el extranjero pasarán a formar parte de un programa de jubilación anticipada.

Sony, que registró una pérdida neta de 5,8 mil millones de dólares en el año fiscal 2011, ha estado tratando de reconstruir sus operaciones, centrándose en las divisiones básicas, tales como juegos y sensores de imagen.

En tanto, estárevisando la situación de sus áreas menos rentables, como la venta de su división química y la reducción de personal en su fábrica de teléfonos móviles en Suecia. La retirada del mercado de discos ópticos es uno de los pasos finales en la última ronda de esfuerzos de reestructuración.

La compañía está buscando reducir su fuerza de trabajo global en 10.000 empleados en marzo y ya ha perdido miles de puestos de trabajo. Se tiene previsto pedir prejubilaciones en las ventas y las divisiones administrativas para cumplir con ese objetivo.

Sony Optiarc tenía una participación del 10-15% del mercado mundial de disco óptico, con decenas de miles de millones de yenes en ventas anuales. Pero se ha informado de pérdidas de funcionamiento debido a la contracción del mercado para los notebooks y la intensificación de la competencia de precios con sus rivales extranjeros.

Más detalles en: The Asahi Shimbun