El calentamiento global no para y las especies perjudicadas tampoco. Y es que hoy los que se ven amenazados seriamente son los murciélagos, los cuales ya antes han pasado por trastornos ocasionados por los cambios en la temperatura del planeta, sin embargo, ahora todo parece complicarse aún más.

Es que según lo publicado por la revista especializada Mammal Review, los efectos del calentamiento global en los murciélagos han ido empeorando y lo harán aún más conforme siga avanzando esta amenaza climática, pudiendo incluso afectar su alimentación y por sobre todo la reproducción, temiendo la extinción.

Por ende, esta consecuencia perjudicial para los murciélagos podría impactar en el control de las enfermedades también, lo que implicaría un efecto en cadena para las demás especies del planeta. Ahora, específicamente, el primer problema es que como no tienen mecanismos para guardar el agua, estos, en especial las hembras, deberían tener que volar mucho más lejos para poder encontrar el recurso vital.

Cabe hacer fuerte hincapié en que el número de especies que se verían afectadas no son pocas. Es más, de las 47, son 38 tipos de murciélagos de Europa y América del Norte, las que se encuentran en peligro potencional y esto se ve reflejado ya en otras áreas del mundo. Por ejemplo, en Australia los murciélagos ya se encuentran habitando los Jardines Botánicos de Melbourne, aunque los expertos y las estadísticas indicaban que el lugar era muy frío para ellos.

Otro ejemplo son los zorros voladores, una de las especies de murciélago de mayor tamaño en el mundo, que a causa de las temperaturas extremas de Australia vieron la reducción de unos 30 mil ejemplares.

Más información en BBC