La página creada por el controvertido Julian Assange se encuentra offline luego de sufrir un ataque masivo de denegación de servicio, desde la cual informaron que el hackeo comenzó el pasado 3 de agosto y continúa ejerciendo presión para permitir el correcto funcionamiento de la web.

El ataque DDoS consiste ensaturar los servidores con peticiones de acceso, haciendo que el sistema no sea capaz de responder a la demanda y se colapse. Este tipo de ataques se suelen lanzar a través de botnets, que son redes de PC controlados por los hackers.

Según la cuenta de WikiLeaks en Twitter, están luchando desde el día 3 de agosto contra este ataque, que se ha prolongado durante cinco días y todavía continúa.

Desde WikiLeaks han facilitado un enlace a la página WLcentral en donde se está haciendo un seguimiento del incidente. En dicha web se explica el suceso, confirmando que los ataques no han parado y se han centrado no solo en WikiLeaks sino en páginas afines a ella.

Por el momento no se ha descubierto a los responsables del ataque y la web de WikiLeaks continúa sin servicio. Sin embargo, ya hay algunas hipótesis sobre los motivos que podrían haber llevado al ataque. Entre ellos destacan las especulaciones sobre un intento de que no se conozcan cables de WikiLeaks relacionados con Siria e informaciones sobre un supuesto intento de asesinato contra el hijo del líder chino, Hu Jintao.

Más detalles en: WLcentral