La otrora líder en el campo de la fotografía indicó que planea dejar de producir impresoras de inyección de tinta, además de eliminar otros 200 puestos de trabajo más a los considerados en forma preliminar en su plan para dejar atrás la bancarrota.

Junto con ello, Kodak quiere que la Justicia le extienda el período de exclusividad para la presentación de su plan hasta el 28 de febrero. Después de que expire dicho periodo, los acreedores pueden presentar planes alternativos.

Kodak dijo a principios de este año que dejaría de fabricar cámaras digitales, cámaras de video de bolsillo y marcos de fotos digitales. Además, vendió Kodak Gallery, su negocio de servicio fotográfico en línea, en 23,8 millones de dólares.

En agosto, Kodak dijo que estaba buscando vender sus empresas de imágenes de documentos e imagen personalizada con el fin de centrarse en la impresión y servicios de oficina.

La división de imágenes de documentos hace escáneres y ofrece software y servicios relacionados. El negocio de la imagen personalizada incluye papel fotográfico, productos de películas de cámara y ofrece productos de recuerdos de fotos en los parques temáticos y otros lugares.

La compañía también ha estado tratando de vender su colección de patentes, pero a principios de este mes pospuso indefinidamente una subasta de sus carteras de patentes de imágenes.

Ahora, Kodak tiene previsto centrar su negocio de inyección de tinta en los consumidores sobre la venta de tinta para sus impresoras existentes y empezar a dejar de vender impresoras en el 2013.

Más detalles en: Techland