La empresa de procesadores cuenta con la tecnología Optimus, la cual desde su lanzamiento en 2010, es considerada como una extensión ideal para notebooks, netbooks y ultrabooks.

Los fans de Optimus apuntan a que preserva la vida de la batería, ya que GPU se apaga cuando no se necesita y se enciende cuando vuelva a necesitar. Como explica la compañía, la tecnología Optimus automática e instantáneamente utiliza la GPU Nvidia de alto rendimiento para aplicaciones de cálculo en la GPU, vídeo y juegos en 3-D, y baja la potencia de gráficos integrados para aplicaciones como la navegación web o correo electrónico.

Sin embargo, los fans de Linux, especialmente los jugadores, han expresado su frustración por no poder disfrutar al máximo de las computadoras móviles que llevan la tecnología de conmutación Optimus como un mecanismo de ahorro de energía.

Los usuarios de Linux han tenido la posibilidad de comprobar el proyecto Bumblebee, que señala que “muchos notebooks con una discreta tarjeta de Nvidia en ella y un procesador i3/i5/i7 usan la tecnología Optimus para mejorar la vida de la batería. Desafortunadamente, esta solución de software sólo está disponible en Windows 7 y posteriores”.

“El proyecto Bumblebee es un conjunto de herramientas desarrolladas por personas cuyo objetivo es ofrecer apoyo Optimus bajo Linux”.

Incluso Linus Torvalds dio rienda suelta a su frustración por su relación con Nvidia en un comentado video.
Sin embargo, Nvidia está trabajando para lograr la compatibilidad de Linux con su tecnología de gráficos Optimus de conmutación.

Estos movimientos de compatibilidad se beneficiará a la audiencia de Nvidia, así como a los fans de Linux. Las esperanzas son que los dos van a resolver las cosas, ya que los jugadores necesitan sus notebooks con una mejor vida de batería y contar con Linux y tecnología Optimus en un computador sería lo ideal.

Más detalles en: Phys