Según un estudio realizado por ABI Research, las aplicaciones de iOS en la App Store ahora ocupan un 16% más de espacio que hace 6 meses, donde los juegos son los que más se han visto afectados, con un “aumento de peso” de 42% en el mismo periodo.

De esta forma, en septiembre, las aplicaciones de todas las categorías “pesaron” una media de 23 megabytes, según el análisis de la consultora. Por su parte, los videojuegos tenían un tamaño de 60 MB de media, lo que supone un aumento considerable con respecto a marzo de 2012.

Varias razones podrían explicar este aumento de tamaño. La más importante es la llegada este año del nuevo iPad con Retina Display, que ha hecho que los desarrolladores necesiten imágenes con una resolución mucho mayor y, en consecuencia, mayor espacio.

Otra de las razones que han llevado a este aumento de tamaño es que anteriormente Apple tenía un límite de descarga a través de redes móviles, de 20 MB lo que llevaba a los desarrolladores a esforzarse por comprimir el tamaño.

Sin embargo, este límite ha sido aumentado hasta los 50 MB, algo que ayuda a que las aplicaciones sean descargadas desde cualquier parte sin necesidad de estar cerca de una red Wi-Fi, pero también que aumente el tamaño medio.