Aunque esto podría ser sacado del guión de una película de Austin Power, para regocijo del Doctor Evil, la Unión Europea invertirá 900 millones de dólares para construir el láser más poderoso del mundo con la esperanza de que la tecnología puede destruir los residuos nucleares y posiblemente proporcionar nuevos tratamientos contra el cáncer.

El proyecto se llama “Light Infrastructure Extreme” y los fondos se destinarán para construir dos láseres.

Los láseres se construirá en la República Checa y Rumania según lo indicado por un portavoz de la Comisión Europea sobre la política regional. Un tercer centro de investigación también se construirá en Hungría. Los láseres que se construirán serán 10 veces más potente que cualquier láser construido hasta la fecha.

Los láseres se espera que sean lo suficientemente potentes como para crear partículas subatómicas en el vacío. Los partidarios del proyecto esperan que con el tiempo los rayos láser serán utilizados para deteriorar la radiactividad de los residuos nucleares en pocos segundos y enfocar los tumores cancerosos.

Nicolae-Victor Zamfir es un coordinador rumano para el proyecto y dice que el equipo espera los primeros resultados de la investigación dentro de uno o dos años después de que el centro entre en funcionamiento.

El láser rumano se encuentra en el centro de investigación Magurele y consumirá 10 MW de energía. Esa es la energía suficiente para abastecer a 2.500 hogares medios en EEUU. La enorme cantidad de energía provendrá de las bombas geotérmicas instaladas en el sitio previsto que entre en funcionamiento en 2017.

Más detalles en: Slashgear