Un descubrimiento calificado como “sorprendente” realizó un equipo de astrónomos, el cual encontró un planeta vagando en el espacio sin una estrella madre y a 100 años luz del Sistema Solar.

Estas características han permitido estudiar con mayor profundidad la atmósfera del cuerpo celeste. Este objeto también ofrece a los astrónomos un anticipo del tipo de exoplanetas que futuros instrumentos quieren observar en torno a otras estrellas, ha informado el Observatorio Europeo Austral (ESO).

Los planetas errantes son objetos de masa planetaria que vagabundean por el espacio sin estar atados a ninguna estrella. Ya se han encontrado antes posibles ejemplos de este tipo de objetos, pero, al no conocer sus edades, los astrónomos no podían saber si se trataba de planetas o de enanas marrones -estrellas ‘fallidas’ que perdieron la masa necesaria para desencadenar las reacciones que hacen brillar a las estrellas-.

En este caso, el cuerpo descubierto, denominado ‘CFBDSIR2149’, parece formar parte de un grupo cercano de estrellas jóvenes conocido como Asociación estelar de ‘AB Doradus’, el grupo de este tipo más cercano al Sistema Solar. Los expertos han indicado que sus estrellas van a la deriva, juntas por el espacio, y se cree que se formaron al mismo tiempo.

El autor principal del trabajo, Philippe Delorme, apuntó que “buscar planetas alrededor de sus estrellas es similar a estudiar una mosca sentada a un centímetro de un distante y potente faro de coche. Este objeto errante cercanos da la oportunidad de estudiar la mosca con detalle sin la deslumbrante luz del faro estorbándonos”.

“Estos objetos son importantes, ya que pueden ayudar tanto a comprender más sobre cómo pueden eyectarse planetas de sistemas planetarios, como para entender cómo objetos muy ligeros pueden resultar del proceso de formación de una estrella”, ha afirmado Delorme.