El propietario de la patente de controles basados en la detección de movimiento Tom Quinn, señaló al portal británico ComputerandVideogames sobre los próximos proyectos que le presento a la empresa Sony y Microsoft, quienes rechazaron su idea.

“La reunión fue terrible. La actitud que tenían era la de que si querían un control de movimiento, lo harían por sí mismos y lo harían mejor.Quiero decir que, sencillamente, fueron maleducados. De hecho la reunión fue tan terrible que uno de los ejecutivos se acercó a mí después del encuentro y se disculpó por la actitud de los demás. Recuerdo que me dijo que no era así como Microsoft debía tratar a socios potenciales”, señaló Quinn después de la reunión ante Microsoft.

Quinn señaló que su reunión con Ken Kutari, uno de los mandamases de Sony fue de la siguiente manera: “Estábamos en una pequeña habitación con un gran proyector de PC, y Kutaragi llegó, se presentó, se sentó y, juro que esto es cierto, cerró sus ojos en el momento en el que comencé a mostrarle mi trabajo y no los abrió hasta que terminé. Fue raro, muy raro, pero aún así me preguntó algunas cosas como, por ejemplo, si podíamos producir esto por 50 centavos. Me reí, explicándole que sería imposible, así que una vez más me quedé con las manos vacías”.

Para finalizar, Tom Quinn finalizó con “echando un vistazo atrás, fue una locura lo ciegos que estaban Sony y Microsoft. Ellos estaban muy ocupados machacándose el uno al otro, y no consideraron a Nintendo un competidor fuerte en ningún momento”.