Para muchos el complemento perfecto entre gadgets y softwares, ha sido la integración de Windows 8 con la pantalla del Nokia Lumia 920, ya que la sensibilidad y velocidad de esta, hace que se transformen en una pareja perfecta. Y esta característica es tan destacable, que Nokia con orgullo tecnológico y generosidad, salió a explicar el por qué esta es la más rápida del mundo.

Es que la pantalla PureMotion HD+ es de otro planeta definitivamente. Es tan sensible que se puede utilizar incluso con guantes y aún así reconoce el tacto, pero no sólo eso, su velocidad de respuesta es inmensamente superior a la de sus rivales directos, gracias a sus 60 fotogramas por segundo, lo que posibilita que la imagen en movimiento sea estable.

Además, los 60 fotogramas por segundo son los responsables de la gran nitidez de la pantalla, pues esta característica se condiciona a la velocidad de representación de las imágenes fijas que son las que simulan el movimiento – normalmente esto acontece con una rapidez de 23 milisegundos-. Y no sólo eso, pues además el cristal líquido del Lumia 920 cambia de estado velozmente de un color a otro.

Ahora, según Nokia, la verdadera clave está en en hacer posible el cambio de estado de la pantalla LCD en un tiempo inferior a los 16,7 milisegundos propios y ellos lo han logrado al aumentar el voltaje de cada pixel LCD, acercándose así a un tiempo de refresco de 9 milisegundos. Vale decir, es la más veloz del mercado.