La empresa coreana pidió revisar el acuerdo entre ambas compañías, luego que tanto los de Cupertino como HTC se negaran a responder el marco que involucraba la concesión de licencias por 10 años y si este incluía todas las patentes de Apple.

Esta situación es de suma importancia en los pleitos que enfrentan a Samsung y Apple, ya que si en las patentes incluidas en el acuerdo con HTC están las relacionadas con “experiencia de usuario”, dejaría sin efecto los intentos de los creadores del iPhone para prohibir la venta de dispositivos que copian su tecnología.

Samsung Electronics, que podría enfrentarse a una prohibición de venta después de un veredicto en su contra el pasado mes de agosto, le pidió a un juez que forzara a Apple a entregar una copia del contrato de HTC.

En una presentación ante la corte, Samsung argumentó que es “casi seguro” que el acuerdo con HTC cubre algunas de las patentes involucradas en su propio litigio con Apple.

El veterano abogado sobre asuntos de propiedad intelectual veterano, Ron Laurie, afirmó que le parecía muy poco probable que HTC estuviese de acuerdo en un trato que no incluya todas las patentes.

En un sorpresivo anuncio el pasado sábado, sin embargo, Apple y HTC anunciaron un acuerdo sobre licencias que cubre las “patentes actuales y futuras” de ambas compañías. Los términos específicos se desconocen, aunque los analistas han especulado con que HTC va a pagar a Apple entre 5 y 10 dólares por dispositivo.