En un intento por estimular la interacción directa entre los visitantes del parque y los robots de entretenimiento, los investigadores de Disney han programado a los cyborgs animatronic para jugar a la pelota.

Esto se logró mediante el aprovechamiento de la información proporcionada por una cámara 3D para los datos de posición de la bola y la personalización del robot humanoide con una mano en forma de copa de captura.

Disney luego introdujo voluntarios para jugar a un juego tradicional de captura con el robot, que revela que la mayoría de los participantes tomó sólo un par de intentos para entrar en un ritmo de lanzamiento.

Aumentando la aceleración de los lanzamientos el robot puedo participar en juegos malabares con tres bolas.

El equipo de investigación también equipó el robot con capacidades de seguimiento de cabeza y expresiones de decepción por las veces que perdió una captura. Estas reacciones, que oscilaron entre un robot moviendo la cabeza, encogiéndose de hombros, o simplemente mirando detrás de sí mismo al ver pasar la pelota, le añadieron un elemento humanista aún mayor a las pruebas.

Más detalles en: The Verge