Investigadores de la Universidad de Wake Forest en EEUU han creado un nuevo tipo de bombilla que utiliza capas de plástico de nano-ingeniería, en lugar de utilizar vidrio y sustancias químicas nocivas que se encuentran en la iluminación tradicional.

Las nuevas bombillas se llaman oficialmente como campo inducido de polímero de bombillas electroluminiscentes, o FIPEL para abreviar, y tienen los mismos beneficios que la iluminación LED, pero sin que ninguno de los contratiempos.

Los investigadores dicen que las nuevas bombillas pueden reemplazar la iluminación fluorescente tradicional a principios del año que viene. El equipo dice que una “empresa asociada” ya está interesado en la producción de las nuevas bombillas en escala. A diferencia de las lámparas fluorescentes, las lámparas nuevas no parpadearán, serán irrompibles y no se quemarán.

Las ampolletas FIPEL están hechos de tres capas de emisores de polímero blanco que contienen una pequeña dosis de los nanomateriales que se iluminan cuando la corriente eléctrica pasa a través de ellos y emiten luz que más se parece a la luz solar natural, a diferencia de las bombillas incandescentes, que emiten un color amarillento -naranja claro, y los LED, que emiten una luz azulada.

Las bombillas FIPEL ofrecerán los mismos beneficios que la iluminación tradicional, pero no vendrán con todos los inconvenientes asociados con ellas. Los investigadores señalaron que incluso el débil zumbido de las luces fluorescentes no estaría presente en los nuevos FIPEL y también que el calor no sería un problema, ya que los investigadores han ideado una manera de eliminar los productores de calor mientras sigue produciendo tanta luz como sea posible.

Más detalles en: Slashgear