George Lucas nunca se imaginó que el universo Star Wars iba a penetrar tanto en la mente de las personas como para que una iniciativa ciudadana pidiera de manera formal a la Casa Blanca la construcción de la Estrella de la Muerte para el 2016.

Muchos podrían pensar en que la petición es solo una broma de mal gusto, pero hay más de 4.000 personas que piensan que la administración de Barack Obama debe materializar uno de los orgullos de Darth Vader.

Alderaan es la prueba, ficticia, del poder destructivo de la Estrella de la Muerte. Se trata de la estación espacial más poderosa jamás creada, salvo en la ficción. El malvado Imperio creado por George Lucas para Star Wars fue el responsable de la maligna creación de este portento de ingeniería, capaz de destruir planetas con su temible rayo de la muerte.

En la web de la Casa Blanca hay un apartado en el que se pueden proponer temas para que la administración los tenga en consideración. Para que esos temas sean tratados es obligatorio que consigan el apoyo, mediante la firma, de un número determinado de ciudadanos estadounidenses. En concreto son necesarias 25.000 firmas para que la sugerencia pase a ser considerada.

Así, surgió la propuesta para que “el Gobierno de Estados Unidos asegure la financiación y los recursos para la construcción de una Estrella de la Muerte en 2016”.

En caso de que el Gobierno de Estados Unidos se decida a apostar por una estación espacial como la Estrella de la Muerte, se conseguiría “estimular la creación de empleo en sectores como la construcción, la ingeniería de exploración espacial y fortalecer la defensa nacional”.

Los ciudadanos estadounidenses tienen hasta el próximo 14 de diciembre para suscribir esta petición y hacer que el Gobierno de Obama valore la construcción de la Estrella de la Muerte.