La disputa antimonopolio entre Google y la Comisión Europea podría llegar a su término, ya que el jefe de la CE indicó que formalizarán un acuerdo preliminar a principios de enero de 2013.

Esto, luego que Joaquín Almunia se reuniera con el presidente de Google, Eric Schmidt, en Bruselas esta semana. “Dado que nuestras conversaciones preliminares con Google comenzaron en julio, hemos reducido sustancialmente nuestras diferencias con respecto a las posibles formas de abordar cada uno de los cuatro problemas de competencia expresadas por la Comisión”.

“Después de conocer a Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, hoy en Bruselas, he decidido continuar con el proceso para llegar a un acuerdo basado en el artículo 9 del Reglamento de Defensa de la Competencia de la UE”, dijo Almunia de las conversaciones.

“Sobre la base de los progresos realizados, ahora esperamos que Google presente un texto detallado de compromiso en enero de 2013”.

La CE había expresado su preocupación acerca de la posición de Google en sus resultados de búsqueda y servicios propios, después de que los rivales se quejaran de que la empresa estaba artificialmente priorizando sus propias herramientas por delante de los suyos. También ha habido controversia sobre el sistema de AdWords, donde se le pidió a Google tener más transparencia sobre la forma en que maneja sus campañas publicitarias.

Aunque Schmidt ha sostenido durante mucho tiempo que la preocupación principal de Google está logrando resultados más útiles a sus usuarios, esta última reunión indica que hay un ablandamiento de la postura del gigante de las búsquedas si esto significa potencialmente escapar de sanciones antimonopolio más duras.

Suponiendo Google juega muy bien su carta de compromiso, el siguiente paso de la CE será la de redactar una lista de las demandas de facto.

“A continuación, se preparará una Evaluación Preliminar donde se establece formalmente nuestra preocupación”, explicó Almunia. “La evaluación preliminar servirá de base para que Google pueda presentar compromisos formales que luego sería probada en el mercado, dando lugar a una posible decisión con compromisos vinculantes”.

Más detalles en: Slashgear