Según el ranking de National Geographic, el descubrimiento de un mural que desmiente la popularizada profecía maya que este 21 de diciembre del 2012 se acaba el mundo, junto al Bosón de Higgs son los mayores hallazgos científicos de este año.

A ello se suma el descubrimiento de un sistema solar solar de nueve planetas y la aparición de nuevas especies animales, pero el hito que se llevó todas las miradas es un antiguo mural encontrado en un poblado maya que hechó por tierra la teoría del fin del mundo.

Esto, ya que en la pared aparece pintada una escena de un rey y su séquito junto a numerosos cálculos entre los que figuran fechas de miles de años en el futuro, lo que desmiente la teoría del fin del mundo.

Del mismo modo, destaca el posible hallazgo de un sistema planetario, situado a 127 años luz de la Tierra, y que está formado por una estrella de tipo solar con hasta nueve planetas en órbita.

Pero este año estuvo marcado por los descubrimientos espaciales, ya que el hallazgo de un eventual noveno planeta en el Sistema Solar y la presencia de moléculas simple de azúcar en el cosmos también fueron distinguidos.

Otro hito destacado fue el Bosón de Higgs o “partícula de Dios”, donde el CERN realizó el anuncio y, cuando se conozcan los resultados finales de esta investigación, se sabrá si se ha completado el modelo estándar de la física y se podrá explicar por qué el Universo tiene masa.