Samsung Electronics señaló que presentó una denuncia contra Ericsson en la Comisión de Comercio Internacional de EEUU (CCI), solicitando la prohibición de importación y ventas en algunos de los productos del fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones en territorio norteamericano.

La acción tomada el viernes por el principal fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, que acusó a Ericsson de violar siete de sus patentes, se produce después de que la compañía sueca solicitó una prohibición de importación de productos Samsung ante el mismo estamento y demandó a la firma surcoreana por violación de patentes.

“Hemos tratado de negociar con Ericsson en buena fe. Sin embargo, Ericsson no se ha mostrado dispuesta a continuar estas negociaciones haciendo demandas irrazonables, que ahora está tratando de hacer valer ante los tribunales”, dijo Samsung Electronics en un comunicado.

“Los productos acusados incluyen equipos de redes de telecomunicaciones Ericsson, tales como estaciones de base”, dijo Samsung.

Con Ericsson sufriendo una gran caída en las ventas de sus unidades de red, de alrededor de un 17% en el tercer trimestre, recurrir a los tribunales para mantener sus ingresos de patentes está formando parte de una tendencia más amplia donde los grandes nombres tecnológicos están ferozmente buscando protección de la propiedad intelectual para ser parte de las ventas globales de tablets y teléfonos inteligentes.

Ericsson está enfrentando un desafío cada vez mayor de Samsung Electronics, un jugador menor en el mercado de equipos de red.

“Estoy seguro de que a estas alturas, nadie en la industria querría subestimar la capacidad de Samsung para convertirse en un jugador importante, si no el líder, en un nuevo participante del mercado global de equipos de telecomunicaciones”, dijo Florian Mueller, experto en patentes.

“Esto sin duda añade una dimensión más estratégica en la controversia Ericsson-Samsung”.

Samsung Electronics y su rival Apple también se han bloqueado en los litigios sobre patentes en al menos 10 países, en su competencia por dominar el mercado móvil y ganarse a los clientes con sus últimos gadgets.

La Comisión Europea acusó a Samsung Electronics de abuso de su posición dominante para tratar de impedir que su rival de Cupertino haga uso de una patente que se considera fundamental para el uso del teléfono móvil.

Más detalles en: Reuters