La compañía de Corea del Sur busca ajustar en grande su línea “phablets”, ya que todo apunta a que el esperado Galaxy Note 3 tendrá una pantalla de 6,3 pulgadas cuando llegue en el 2013.

El teléfono inteligente llegó a una pantalla de 5,5 pulgadas en su segunda generación, a partir de los 5,3 pulgadas del Galaxy Note original, pero de acuerdo a lo que susurra al Korea Times, Samsung planea maximizar su nuevo dispositivo con una pantalla OLED para el nuevo año.

Las especificaciones de la nueva Note 3 no están claras, aunque si la charla de una pantalla aún más grande es cierta, es discutible si el dispositivo podría ser considerado como un teléfono o si en realidad es una pequeña tableta.

Samsung también se ha rumoreado que estaría considerando una tableta Note de gama media de aproximadamente 7-pulgadas, un bolígrafo con capacidad de asignación de fechas y que se ubique en el punto medio entre el Note 2 y el Note 10.1 y es posible que esta última especulación se ha fusionado con eso.

Los rumores de un gran teléfono Note viene en medio de rumores de Samsung recortando su presupuesto de producción de LCD.

“Con el dinero ahorrado de reestructuración LCD, la firma planea gastar más en pantallas flexibles y OLED”, dijo un proveedor local de hardware al Korea Times.

La saturación del mercado de paneles LCD se cita como el principal motivador, junto con el objetivo de Samsung para diferenciarse con tecnologías basadas en OLED.

Ese empuje OLED incluye televisores con pantallas de 55 pulgadas, que prometen un menor consumo de energía que los televisores LCD o plasma, pero mejores colores, contraste y ángulos de visión. Samsung ya ha demostrado de uno de estos modelos.

Las fuentes de la cadena de suministro también dar peso a los rumores anteriores que Samsung presentará el Galaxy S 4 (también conocido como Galaxy S IV) en el Mobile World Congress 2013 en febrero.

Los tiempos exactos de la versión para el nuevo teléfono buque insignia han variado, con un poco de espera hasta abril.

Más detalles en: Slashgear