Parece sacado de la ciencia ficción, pero Deep Space acaba de anunciar que el 2015 iniciarán la llamada minería de asteroides que consiste en extraer y recuperar metales de estos cuerpos espaciales, con el fin de reparar partes de las naves que se encuentran de misión más allá de la Tierra.

Según lo planeado, lo que pretenden es lanzar varias pequeñas sondas no tripuladas, naves que son las que harán el trabajo del minero; es decir, las que explorarán dichos asteroides.

Específicamente Rick Tumlinson, presidente de la compañía, explicó que “podemos hacer máquinas increíblemente pequeñas, más baratas y más rápidas que nunca. Son sondas preparadas para examinar cualquier objeto cercano a la Tierra”.

“Descubrimos alrededor de 900 nuevos asteroides que pasan cerca de la Tierra cada año. Pensemos que estos pueden convertirse en indispensables al igual que el mineral de hierro de Minnesota lo fue para la industria del automóvil en Detroit el siglo pasado. Los metales y el combustible de las rocas pueden expandir la industria espacial de este siglo, esa es nuestra idea”, explicó también el presidente.

Por supuesto, esto se trata de una primera etapa a modo de marcha blanca, ya que la idea es que en unos 10 años más, se inicie realmente la industria de la minería en asteroides, pues en ese momento ya podrían extraer rocas espaciales, metales y agua con la flota denominada DragonFlies.

En cuanto al uso que se le dará a la extracción, se presume que podría ser tanto para uso científico como para el comercial, pero fundamentalmente la idea es que se usen para fabricar materiales de repuesto para las naves que se encuentren en misión espacial.

Hay que destacar también que no es el primer proyecto al respecto, pues la compañía Planetary Resource Inc. proclamó sus intenciones de extraer minerales preciosos en las mismas rocas cercanas a la Tierra. Claramente el objetivo de estos es netamente comercial.

Vía Alt1040