Primero fue el turno de Intel y ahora los que se roban la película son los chips de Qualcomm, mismos que presentaron como primera novedad el cambio de nombres.

No llegó Snapdragon 5 pero si los 600 y 800. El primero se trata de un procesador más bien de gama media pero potente al fin y al cabo con sus cuatro núcleos que corren a una velocidad de 1.9 Ghz, utilizando una Adreno 320 y contando también con la memoria DDR3. Por supuesto, la diferencia con la Snapdragon S4 Pro es notable, pues su rendimiento es 40% superior.

Sin embargo todos los aplausos se lo lleva Snapdragon 800 con un 75% más de rendimiento que la S4 Pro y todo gracias a la integración de cuatro núcleos Krait 400 que corren a una frecuencia de 2.3 Ghz. Además soporta la red 4G LTE multibanda e incorpora USB 3.0.

Pero lo anterior no es lo más destacado, pues la novedad principal y más destacable, es el hecho de que los dispositivos que cuenten con este procesador, podrán grabar video en 4K, lo que significa que estarán a la altura de los televisores Ultra High Definition, soportando resolucions de pantalla de hasta 2560×2048 píxeles.

Finalmente, aún no se sabe la fecha exacta de la comercialización ni menos sus precios, pero se estima que sea para mediados del 2013, teniendo ya en lista a 50 dispositivos que quieren contar con estos potentes procesadores.

Vía Xataka