Se trata de un hombre británico de 56 años que se mantiene en el anonimato, pero que perdió su nariz víctima de una cáncer. Sin embargo, todo lo impensado está sucediendo, pues los expertos del University College de Londres están consiguiendo hacer crecer una nueva nariz en el brazo, la cual después podrán coser nuevamente en su cara.

El proceso comenzó con la creación de un molde de vidrio que se basó en la nariz original que era un poco inclinada hacia la izquierda. Este molde fue rociado con un material sintético en forma de panal para crear así un marco en el cual las células madres pudiera aferrarse.

Luego se retira el molde y el panal cubierto con millones de celdas vacías a las que se les agregó nutrientes que permitieran la transformación a cartílago de nariz, proceso que se desarrolló en un frasco rotatario denominado como biorreactor.

Mientras eso ocurría, se extendía la piel del brazo del británico de 56 años y de forma gradual, inflándola hasta que estuviese lo suficientemente floja como para dar cabida a la nariz que se alistaba en el frasco biorreactor.

Dos meses después el marco de la nariz estuvo listo, este se puse bajo la piel estirada y entonces ahora la nueva nariz sobresale desde el brazo de este hombre, todo con el fin de adquirir redes nerviosas y vasos sanguíneos pequeños por alrededor de unos tres meses, para luego coserla donde realmente debe ir, que es en la cara de este hombre que la perdió por padecer cáncer.

Cabe destacar que como se indicó antes, la nariz de este hombre originalmente era inclinada hacia la izquierda, por lo que se le preguntó si quería que esto se arreglara y se la hicieran derecha, a lo que el respondió que no, que la quería tal como antes.

Además los cientìficos creen que este avance será muy positivo para la recuperación de otras partes del cuerpo que son mutildas a causa de otras enfermedades o bien en accidentes de tránsito, por ejemplo.

Vía Daily Mail