El jueves, Curiostity había comenzado su primer ejercicio en el Planeta Rojo. Ahora la NASA ha anunciado que la perforación se ha completado, con el rover puediendo taladrar en el suelo marciano alrededor de 2,5 pulgadas.

En el lugar elegido para la perforación – Yellowknife Bay – se cree que dispone de pruebas de agua en Marte. La muestra de tierra recogida por el rover será procesada por los instrumentos de la máquina para ver de qué está compuesta, con la esperanza de que muestre los componentes básicos de la vida.

El primer proceso es llamado SAM, iniciales para el análisis de muestras de Marte, y consiste en calentar la muestra de suelo a casi 2.000 grados Fahrenheit. Esto hace que los compuestos de la roca en polvo y elementos se liberen en forma de gas. Una vez que esto ocurre, los gases liberados se analizaron mediante un instrumento diferente, que determinará de lo que se componen y darán una fecha aproximada de la edad de los compuestos.

Un portavoz de la NASA John Grunsfeld dijo lo siguiente. “El robot planetario más avanzado jamás diseñado ahora es un laboratorio analítico en pleno funcionamiento en Marte. Este es el logro más importante para el equipo de Curiosity desde el aterrizaje en agosto pasado. “