No son muchos los que ya pueden tener en sus manos y probar el nuevo buque insignia de BlackBerry, pero quienes han tenido la suerte de hacerlo, ya están extrañando y reclamando el funcionamiento de la batería.

Sí, porque al parecer esta está durando demasiado poco y no tiene que ver con un problema específico de software, es decir, no basta con que los ex Rim dispongan de una actualización para que su autonomía aumente– como ha ocurrido con algunso terminales de Apple-, sino que efectivamente se trata de una batería que dura poco según las palabras del propio CEO.

Es decir, lo usuarios deberán conformarse con tener un potente terminal pero con una batería que no rinde lo que el usuario realmente quiere y que es que dure al menos todo el día laboral, o bien deberán comprarse un accesorio que lo vaya recargando en el camino – una carcasa, por ejemplo-.