Los jugadores de fútbol están llenos de prejuicios por ganar mucho dinero al correr detrás de un balón. Al menos esa es la crítica- proveniente de la envidia -más escuchada. También se cree que por no tener estudios universitarios son menos inteligentes.

Sin embargo, no es así según un reciente estudio científico realizado en el reino unido a los jugadores de la Premier League, puesto que los mejores futbolistas sería más inteligentes que los estudiantes universitarios promedio, debido a que su “hiper enfoque” les daría una ventaja mental.

Esto tiene que ver con el aumento en el espesor cortical que muestran los deportistas más entrenados según lo explicado por el profesor a cargo de la investigación, Jocelyn Faubert, un experto en psicofísica. El mismo señaló además que “aunque el contexto de estudio sea distinto, se encontró que los atletas profesionales son capaces de procesar un escena visual mucho mejor que los deportistas aficionados, quienes a su vez, procesan mucho mejor esta escena visual que los estudiantes universitarios”.

“Parece que los deportistas profesionales son capaces de hacer un hiper enfoque de su atención para mejorar el aprendizaje, lo que es clave para aumentar sus capacidades”, según lo que pudieron extraer del estudio hecho a 102 jugadores de la Premier League, de los Estados Unidos, de la liga Nacional de Hockey y Rugby de Francia, más 173 atletas aficionados pero de elite.

Las pruebas evaluaban la distribución de la atención entre un número de blancos móviles y distractores presentes en un campo de visión, para medir la velocidad máxima de los objetos que fueron capaces de seguir y cómo los percibían en profundidad.

Tras aquello, la revelación fue que los jugadores y atletas profesionales son capaces de aprender a rastrear objetos en movimiento muy rápido y a un ritmo muy superior que el de grupos de estudiantes universitarios. Sin embargo, no se sabe aún si esta habilidad la desarrollan mediante su vida como deportista o si nacen con ella, razón por la cual terminarían siendo deportistas de elite.

Vía Daily Mail