Mucho se la ha criticado a los de la compañía coreana sobre sus carcasas de plástico, que aunque son resistentes, siguen dando un aspecto menos elegante que los iPhone de la empresa de la manzana, por ejemplo. Pero esa realidad podría estar por cambiar con la llegada del Samsung Galaxy Note 3.

Es más, al parecer los planes de incorporar las carcasa metálica incluso estaban destinados al Galaxy S4, pero el diseño fue abandonado luego de que Samsung se diera cuenta que no podían producir suficientes unidades en masa, pero sólo en lo que respecta al tiempo, ya que necesitaban que la producción fuese rápida.

Sin embargo, los plazos sí están dados para que esto se vuelva realidad en el Samsung Galaxy Note 3, híbrido que si bien no ha sido anunciado de forma oficial, es lógico que tendría que llegar un año después del lanzamiento del Note 2 – agosto 2012-. Además, este Note 3 contaría con pantalla de 6 pulgadas, una CPU Exynos 5 Octa-core, más una cámara de 3 megapíxeles con capacidad LTE.

Vía Mashable