Ayer en la mítica ciudad de Nueva York se llevó a cabo una subasta más de las tantas que se hacen a diario, pero esta sería realmente particular, ya que se trataba de la carta que redactó Francis Crick, una misiva en la que le relataba a su hijo el descubrimiento del ADN.

Es decir, la carta tiene una antigüedad de 60 años y por ese entonces su hijo sólo tenía 12 años, un edad en la que ni siquiera él podía imaginar que tiempo después la misma carta sería subastada por 5.3 millones de dólares.

En cuanto al contenido específico, cabe destacar que la carta comenzaba de la siguiente manera: “Querido Michael, Jim Watson y yo probablemente hemos hecho un descubrimiento muy importante”, para finalizar con otra frase de antología: “lee esto cuidadosamente para que lo entiendas. Cuando llegues a casa te mostraremos el modelo. Con mucho amor, papá”.

Cabe destacar que en la misiva, evidentemente, Francis Crick expresaba la maravilla del descubrimiento, describiendo al ADN como algo hermoso, junto con incluir un boceto en bruto de la estructura de doble hélice del ADN, el mecanismo de copia por el que los seres vivos puede dar vida.

Lee la carta completa en el siguiente enlace.

Vía The Guardian