Por “publicidad engañosa y competencia desleal” se está acusando a Samsung en Taiwán y en la Comisión de Comercio de dicho país, ya que los de la compañía coreana habría contratado estudiantes para que estos publicaran comentarios en contra del HTC One y otros dispositivos de HTC.

Por el contrario, el pago también incluía que no sólo comentaran negativamente de los smartphones HTC, sino que la idea era darle todas las flores a los de Samsung. Ahora, de ser así, Samsung tendría que pagar una multa de 835 mil dólares. Finalmente, cabe destacar que es verdaderamente curioso que Samsung caiga en estas prácticas desleales, pero al parecer todas las evidencias apunta a que esto realmente fue así.

Vía BBC