Los rumores suman y siguen sobre lo que traerá la nueva consola de Microsoft, sin embargo más que buenas noticias los usuarios están algo enfadados con la posibilidad de que se necesite estar siempre conectados o con la idea de que no será retrocompatible, es decir, que los juegos actuales no podrán correr en la venidera consola.

Ahora, también cabe señalar que supuestamente su presentación oficial se atrasó para fines de mayo con el fin de hacer unos cambios de última hora, los cuales según VGleaks, quienes siempre tienen algo de razón, tendrían que ver con cambiar la conexión obligatoria , además de permitir juegos de segunda mano.

Pero no sólo eso, porque respecto de la retrocompatibilidad, se cree que lanzaría una Xbox 360 mini que se conectaría a la Xbox 720 o Durango, con el fin de que los usuarios puedan utilizar sus antiguos videojuegos, mismos que no se podrían utilizar debido a la adopción de la arquitectura x86 AMD. El precio de esta mini Xbox 360 bordearía los 150 dólares.

Vía Ecetia